El arte de viajar : impactos del turismo moderno

Hoy en día es posible viajar a cualquier parte del globo y cada vez son más viajes los que se realizan. Si bien es cierto que el turismo ayuda a países pobres aportando un dinero para desarrollar sus economías, la relación entre el turista y la población local supone un choque cultural que puede perjudicar a las poblaciones más pobres dependiendo de la manera en la que se viaje, sobre todo en destinos masificados y países con grandes diferencias socio económicas y de nivel de vida.

El privilegio de viajar

El privilegio de viajar y conocer nuevas culturas ha estado relegado hasta hace pocas décadas a dos extremos opuestos de la sociedad. Por un lado aquellas personas de capacidad adquisitiva alta pudientes de costearse los gastos de viaje como un capricho, y por el otro aventureros ávidos de nuevas experiencias conscientes o no de viajar casi en la mendicidad y compartiendo la vida con la población nativa.

Pero actualmente viajar ya no es un privilegio, si no que se ha convertido en una actividad habitual y generalizada en los países desarrollados, en gran parte gracias a la mejora de las vías de comunicación.

Evolucion
Evolución del turismo internacional, según la OMT.

Impactos del turismo

Aunque es cierto que no todos los impactos del turismo son negativos, al final de cuentas en la balanza sí son los que más pesan ya que conllevan consecuencias más grandes. La masividad actual del turismo hace además de amplificador para estos impactos, multiplicando sus efectos.  En general, el impacto suele ser menor en países desarrollados principalmente debido a que los países en vías de desarrollo poseen una capacidad socio-económica menor para mitigar los impactos del turismo y propiciar su desarrollo sostenible.

Los impactos del turismo tienen tren dimensiones principales : económica, ecológica y social.

Impactos del turismo en el medio ambiente

En relación al medio ambiente casi todos los impactos son negativos, estarían incluidos dentro de diferentes conceptos llamados “huellas” precisamente por la impronta que dejan en el medio ambiente cómo lo haría una pisada en la arena.

  • Huella de CO2
  • Huella ecológica
  • Huella hídrica

huella (1)qué-es-la-huella-de-carbono-1

Infografía - Que es la Huella Hídrica
Pincha en la imagen para verla en grande.

Los principales impactos del turismo moderno son en gran medida consecuencia de su masividad. Ha llovido mucho desde que Thomas Cook dirigiera su famoso primer viaje organizado, pero poco ha cambiado desde entonces. Los grandes grupos turísticos requieren de mucha infraestructura que deja enormes huellas. Mucho tiene que ver la manera en la que viajamos desde nuestros hogares de origen. Viajar en avión, por ejemplo, emite CO2 alrededor de 6 veces más que viajar en tren. Durante el viaje es común el uso de autobuses particulares  o todoterrenos que en ocasiones llegan hasta lugares muy remotos destruyendo toda la vegetación a su paso y haciendo que la fauna huya o desaparezca. Al caminar por la naturaleza hay turistas que se resisten a seguir los caminos trazados especialmente para esta actividad poniendo en peligro el ecosistema. Ejemplo de ello son los sistemas dunares y manglares, ya de por sí muy degradados por otras acciones antrópicas.

El turismo también consume los recursos del lugar de destino desde que se levanta por la mañana hasta que se va a dormir. Todo ello requiere de alimentos, agua, creación de nueva infraestructura y hospedaje, servicios públicos, entre otros. Consumimos más recursos que en nuestra rutina diaria y la mayoría de ellos son escasos, como el agua o la energía. Los desechos que generamos también son mayores cuando viajamos, y no siempre contribuimos a su eliminación en los lugares de destino.

Se generan así grandes impactos : se abren caminos, se deforesta para cultivar más y ampliar las poblaciones ( lo que en muchas ocasiones implica además el desalojo de los habitantes nativos del lugar ), se deben emplear más medios en la gestión de los residuos. Pero en la mayoría de los casos, las poblaciones hospedantes no poseen la capacidad de absorber los desechos generados, contaminando ríos, costas, bosques. Por otro lado, es común el maltrato y contrabando de animales salvajes con fines turísticos. Algunos ejemplos de ello son la extracción de bilis del oso negro asiático en China y otros países asiáticos, el maltrato a elefantes para realizar paseos o la última moda de tener un lori como animal de compañía en Tailandia.

cover-66-520x272

Impactos económicos y sociales

El turismo es además un recurso económico para los países receptores, pero es especialmente  importante en los países en vías de desarrollo ya que supone ingresos rápidos en teoría para ayudar a la población y desarrollar el país. Sin embargo el reparto de las riquezas generadas por el turismo no siempre es equitativo. La mayoría de veces no llega a la población local, si no que cae en los bolsillos de grandes cadenas hoteleras, comercios o agencias de viaje nacionales e internacionales controladas por unos pocos que no reinvierten las ganancias en el país anfitrión.

Para el ocio y disfrute del turista se crean multitud de actividades y espectáculos que en muchas ocasiones denigran o incluso ponen en riesgo  la vida de personas locales. En este sentido la era totalmente audiovisual en la que vivimos hace que la toma de fotografías, por ejemplo, sea una verdadera obsesión a nivel mundial hasta el punto de no respetar la integridad de las personas locales, aún cuando ellas mismas se ven obligadas a disfrazarse o actuar a cambio de unas pocas monedas.

sitraminae-turtles-1-
Grandes grupos de turistas acuden a la vez para ver desovar tortugas marinas en Ostional Wildlife Refuge en Costa Rica. Fuente : Environment Ministry’s Workers Union (SITRAMINAE).

La huella social que deja el turista también puede fomentar el tráfico de personas y prostitución ( turismo sexual ) del cual destaca especialmente la prostitución infantil; tráfico de drogas, alcoholismo, ( narcoturismo ), etc. Ejemplo de destinos famosos por estos aspectos son Magaluf en Mallorca, Puket en Tailandia, Kuta en Bali, Medellín en Colombia.

La industria del turismo puede actuar también de manera mucho más radical de la misma manera que lo haría cualquier interés por el control y uso de los recursos naturales, llegando incluso a expulsar a las mismas poblaciones locales de sus hogares y perjudicándoles de manera que no sólo no puedan beneficiarse de las riquezas que genera el turismo, sino que además son marginados socialmente. Un ejemplo reciente son todas las tribus del sur de Brasil que han sido expulsadas e incluso masacradas para la construcción de las instalaciones de los Juegos Olímpicos del presente año 2016. Actualmente, muchos gobiernos han visto además en la declaración de parques naturales un fuerte aliciente para el turismo, pero ignorando completamente la presencia de las tribus indígenas que viven en esos parajes en armonía con ellos, no sólo prohibiéndoles hacer uso de cualquiera de sus recursos, si no expulsándolas o aniquilándolas. El primer ejemplo de esto fue en 1872 con la declaración del Parque Nacional de Yellowstone, y más actualmente encontramos muchos ejemplos en Indonesia ( Monte Halimun, Kutai, Bukit Tiga Puluh, Tanjung Puting, Monte Palung, Ujung Kulon, Komodo ), donde el establecimiento de parques nacionales siguiendo este modelo de conservación ha llevado a conflictos sociales, económicos y a la degradación del medio ambiente.

Visita estas páginas para leer más :

Survival

Los Baigas expulsados del libro de la selva

Colonizados por le turismo

La desaparición de las poblaciones locales, ya sean tribus, aldeas, pueblos, es una gran pérdida de la verdadera cultura e identidad autóctonas, que en la mayoría de casos es sustituida por gustos y costumbres mundialmente homogeneizados especialmente enfocados para la visita del turista.

Todos estos impactos sociales y económicos mencionados son precisamente los que convierten al turismo en un impacto sumamente negativo también a nivel social por la forma en la que modifica la sociedad receptora a todos los niveles.

   ¿ Viajar o no viajar ?

Sí, viajar, siempre. Viajar nos abre la mente, nos hace aprender, conocer, intercambiar, crecer, . . . Pero no todo vale tampoco a la hora de viajar.  Para garantizar un presente y futuro dignos a nuestros hospedadores y su medio ambiente, que al fin y al cabo es necesario para todos, debemos cambiar nuestra manera de viajar hacia un turismo responsable o sostenible. En este artículo te damos los consejos y tips más importantes para convertirte en un turista sostenible.

One thought on “El arte de viajar : impactos del turismo moderno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *