El espectáculo de la migración de las aves

P1030908-1
Parte de un grupo de cigüeñas cruzando el estrecho de Gibraltar en dirección a África.

La migración es un desplazamiento periódico que realizan muchos animales desde unas zonas de la tierra a otras. Algunos ejemplos de animales que migran son el salmón, las anguilas, las mariposas monarca e infinidad de especies de aves, pero son tipos de migración diferentes entre sí. Los salmones, por ejemplo, se reproducen en agua dulce, pero migran al mar para alimentarse, desovar y crecer. Después de varios años, los adultos regresan para desovar a menudo por los mismos ríos donde han nacido.

En el caso de las aves, la migración consiste en el desplazamiento estacional desde un área de reproducción a lugares donde las condiciones climáticas y de alimento son más propicias para invernar, y a menudo realizan largos viajes de miles de kilómetros. Algunas rutas migratorias cruzan grandes superficies de agua que impedirán a las aves detenerse hasta llegar a su destino. Aves marinas como el charrán ártico viajan desde el Ártico donde se encuentra su área de reproducción en verano, hasta el Antártico para alimentarse en invierno. Esta distancia supone más de 80 000 kilómetros cada año sin detenerse. Para sobrevivir al viaje este ave ha desarrollado la habilidad de dormir con un hemisferio del cerebro descansando, mientras que el otro está activo, y así no detener el vuelo. Simplemente impresionante.

Las aves pequeñas que migran a través de los continentes necesitan realizar varias paradas para alimentarse y poder seguir con su viaje, y es común que las aves acuáticas lo hagan en zonas húmedas que les brinden refugio y alimento.

Charrán ártico. Foto : Seo/Birdlife
Charrán ártico. Foto : Seo/Birdlife
migracion-mapa-charran-artico
Ruta migratoria del Charrán ártico desde sus zonas de reproducción en Groenlandia e Islandia hasta sus áreas de alimentación en el Mar de Weddell.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las aves migran siguiendo rutas muy precisas caracterizadas por condiciones favorables y poca probabilidad de disturbios atmosféricos que las desvíen de su trayecto.

La gran mayoría de las aves de Europa y Asia, como las cigüeñas y los buitres, pasan el invierno en la zona tropical de África, y las principales rutas migratorias circulan por la Península Ibérica a través del estrecho de Gibraltar y por la Península Arábiga cruzando el Canal de Suez.

Las aves migratorias del continente americano migran desde el norte ( EEUU y Canadá ) hacia generalmente América Central para invernar. Las rutas que siguen dependen de su lugar de origen: por el este cruzan el Golfo de México o siguiendo la cuenca del río Mississippi, por el  oeste atraviesan las Montañas Rocosas y las montañas de México, y por el Océano Pacífico utilizan el relieve de la costa.

La ruta de regreso a su hábitat de reproducción puede ser diferente ya que las condiciones ambientales son distintas a las que se dieron lugar en el viaje de ida a los hábitats de invernación.

rutas migratorias
Grandes rutas migratorias mundiales. Mapa : Birdlife.

El momento de la migración está asociado a ritmos fisiológicos internos anuales. Cuando la duración de los días y las condiciones ambientales varían ( lluvias, vientos estacionales ), las aves sufren cambios fisiológicos : comienzan a alimentarse en exceso para acumular grasa en sus músculos pectorales, el dorso, las axilas y el abdomen. Las aves pueden llegar a perder hasta casi la mitad de su peso corporal durante la migración, y la grasa será el combustible necesario  para realizar el viaje.

¿ Cómo se orientan las aves ?

Existen varios métodos utilizados por las aves para orientarse y que dependen de la ruta y la franja horaria en la que viajan. Si viajan por el día un método importante es reconocer características destacables del terreno como montañas, ríos, y relieve costero. Algunas teorías afirman que las aves además son capaces de reconocer visualmente algunos fenómenos atmosféricos, como ciertos cúmulos de nubes, que les permiten esquivar condiciones climatológicas adversas. Otro método consiste en el reconocimiento de la posición solar con respecto al lugar de origen para seguir en la dirección correcta. Las aves que migran en grupo, como las cigüeñas, cuando lo hacen por primera vez aprenden el camino siguiendo al resto del grupo, aunque existen algunas especies que migran de manera individual e innata, es el caso de la mayoría de aves del grupo de las paseriformes.

Otras especies de aves migran sólo de noche, la mayoría de ellas son especies de pequeño tamaño que intentan evitar el ataque diurno de depredadores. En la oscuridad las estrellas y constelaciones son sus guías más importantes, sin embargo, algunas aves pueden ver literalmente el campo magnético de la tierra como una línea que les permite identificar los puntos cardinales. Los petirrojos europeos son un buen ejemplo y para ellos el norte es la zona de la línea que se inclina hacia la tierra. Esta teoría se originó en los años cuarenta observando el comportamiento desorientado de palomas mensajeras al colocarles un imán en la cabeza.

Además existen otros mecanismos relacionados con la migración como olores y cambios de presión atmosférica que algunas aves son capaces de detectar.

Si te interesa el tema de la migración y quieres saber más existe una página de Seo/Birdlife muy interesante para seguir la migración de muchas aves que comienzan su viaje en la península o la cruzan : http://www.migraciondeaves.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *