Basura en el océano : el problema del plástico

Hoy en día prácticamente todo lo que consumimos tiene una vida muy corta y generamos grandes cantidades de desechos poco biodegradables que lejos de ser reutilizados o bien gestionados acaban su vida contaminando. El caso de la basura en el océano es particularmente inquietante : alrededor de 10 millones de toneladas de basura terminan cada año en mares y océanos y el 80% procede de actividades terrestres.

soup mandy baker
Desechos plásticos marinos. Mandy Barker.

En esta basura podemos encontrar de todo : juguetes, tampones, cristales, preservativos, toallitas higiénicas, colillas, ropa, bastoncillos de algodón, etc. Pero la gran mayoría son residuos plásticos como envases, botellas y bolsas desechables de la compra. El gran problema de este material es su baja biodegradabilidad pero gran capacidad de fragmentación : dependiendo de su composición, puede tardar décadas, cientos e incluso miles de años en descomponerse y no puede ser asimilado y reconvertido por bacterias u otros organismos rápidamente, por lo que se acumula en el medio ambiente, particularmente en los océanos. Pero procesos como la fotodegradación hacen que la luz solar, el agua salada y la acción de las olas desintegren los plásticos en fragmentos cada vez más pequeños que pueden llegar a tamaños menores de 5 mm, lo que se conoce como microplásticos. Muchos de los productos que consumimos habitualmente ya contienen microplásticos, como la pasta de dientes, algunos cosméticos y otros productos de aseo personal.

 

Actualmente se estima que hay unas 250 000 toneladas de plástico a la deriva en los océanos, y según un estudio de Fundación Ellen MacArthur, si el ritmo de desechos y vertidos no cambia, para el año 2050 habrán más toneladas de plásticos que de peces.

 

Las zonas costeras son las que más basura vierten al mar ya que concentran gran parte de la población mundial, destacando además el turismo costero. Pero la basura de cualquier ciudad puede llegar hasta el océano a causa de vertederos mal gestionados o vertidos industriales, entre otros.

Las vías más importantes por las que los desechos son transportados desde las ciudades hasta desembocar en el océano son el alcantarillado y los ríos, situación que se agrava durante tormentas e inundaciones cuando la basura es arrastrada con gran fuerza por la acción del agua.  La basura también es vertida directamente al mar desde barcos pesqueros y buques cargueros. Con el tiempo y ayuda de las corrientes oceánicas estos desechos suspendidos en el agua se van uniendo creando una especie de sopa tóxica que flota sobre cientos y cientos de kilómetros en el océano. Las dimensiones reales de estas sopas tóxicas no se conocen con exactitud, aunque la Dra. Holly Bamford, directora del Programa de Desechos Marinos de la NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) habla extensiones aproximadas más grandes que el estado de Texas (696.241 km.2).

 

¿ Has leído alguna vez sobre “islas de basura” en los océanos ?  Es una manera de llamar la atención hacia esta problemática, pero hay algunas cosas que debemos aclarar.
toneladas-de-plastico-en-el-oceano-pacífico-960x623
Voluntarios retirando residuos que colapsaban la presa de Vacha, cerca de la población de Krichim, Bulgaria. Abril de 2009. Foto : Dimitar Dilkoff / AFP

Antes de continuar leyendo debes saber que las “islas de basura” en realidad están compuestas principalmente de plástico fragmentado en trozos de menos de 5 mm que no están unidos en una gran masa, si no suspendidos en el agua. Es decir, no son islas ya que no constituyen una superficie firme, y están compuestas casi en su totalidad de microplásticos. Esta aglomeración de plásticos flotantes es conocida por los científicos de varias maneras : sopas de plástico, sopas tóxicas, remolinos de basura o giros de plástico.

Por otro lado, habrás visto esta famosa foto en muchos artículos. Es importante que sepas que NO HA SIDO TOMADA EN EL OCÉANO, si no en un embalse de Bulgaria, aunque es muy ilustrativa de las dimensiones a las que puede llegar la basura en los medios acuáticos.

 

Charles Moore y la odisea del plástico

Captain-Charles-Moore-researching-plastic-at-sea
Charles Moore en una de sus expediciones. Foto : Algalita.

En 1997 el capitán de barco y oceanógrafo Charles Moore regresaba al sur de California al finalizar la Transpacific Yacht Race ( Transpac ), una carrera de vela desde Los Ángeles a Hawaii. La Transpac discurre por el Océano Pacífico Norte, y fue en ese giro oceánico donde su embarcación tuvo que abrirse paso a través de enormes cantidades de basura. Abrumado por lo que había visto, y el poco interés mostrado por los científicos de la época, en 1999 Moore realizó la primera expedición para estudiar la contaminación marina de plástico en la zona del Pacífico Norte, cuyos resultados mostraron seis veces más plástico en esta parte del océano que zooplancton. Por ello comenzó una gran campaña de información y actuación a través de la organización Algalita, que él mismo había fundado. Desde entonces se han sucedido varias expediciones para descubrir la magnitud del problema de la basura en el océano.

Expedición Malaspina

En 2010 investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España se embarcaron en la Expedición de Circunnavegación Malaspina para estudiar el alcance de estas sopas tóxicas, y con los resultados crearon un mapa con la situación y movimiento de cada una. Actualmente se conocen 5 grandes aglomeraciones, cada una coincidiendo con los cinco grandes giros de circulación de agua superficial oceánica. La más grande de ellas se encuentra en el Océano Pacífico y se la conoce como Gran Parche de Basura del Pacífico o Gran Remolino de Basura del Pacífico. Pero la expedición detectó también plástico en el 88% de la superficie oceánica muestreada, en la mayoría en forma de microplásticos. Los resultados mostraron unas cantidades de plástico por debajo de lo esperado teniendo en cuenta el número de vertidos de este material que el ser humano lleva realizando desde que se comenzó a producir. Aunque se desconoce dónde se encuentra el plástico que falta, es muy probable que grandes cantidades se estén acumulando en el océano profundo, modificando este entorno. Sin embargo, otra hipótesis apunta a que mucho de él se está introduciendo en las cadenas tróficas, pudiendo llegar hasta el ser humano.

Captura de pantalla 2016-07-11 23
Fuente : Folleto divulgativo sobre la Expedición Malaspina publicado por el CSIC en 2010.

Efectos de las sopas tóxicas en los ecosistemas y el ser humano

Las franjas costeras son los ecosistemas más afectados. Las corrientes marinas y oceánicas movilizan la basura suspendida hasta que desemboca en playas, bahías y estuarios, modificando y contaminando por completo estos ecosistemas. En 2014 expertos de la Universidad de Plymouth, los profesores Richard Thompson y Kara Lavender Law, recogieron muestras de 17 playas y estuarios del Reino Unido y en la mayoría encontraron residuos plásticos o polímeros como nylon, poliéster y acrílico de tamaño microscópico mezclados con la arena y el lodo. Los expertos también descubrieron que especies como los percebes y lombrices se alimentan con sedimentos contaminados de estos residuos.

zooplancton-plastico
Microplásticos introducidos en el organismo de zooplancton. Fuente : Ingestion of Microplastics by Zooplankton in the Northeast Pacific Ocean, publicado en Archives of Environmental Contamination and Toxicology. October 2015, Volume 69, Issue 3, pp 320–330.

La contaminación por plásticos está actuando desde la misma base de la cadena trófica. Los microplásticos son tan pequeños que el zooplancton los confunde por fitoplancton y otros organismos de similar tamaño, introduciéndolos en su cuerpo. Estos microplásticos pasarán a formar parte del resto de fauna al alimentarse del zooplancton, hasta llegar al ser humano. Una ballena jorobada, por ejemplo, ingiere diariamente un 1,5 por ciento de su peso corporal entre kril y zooplancton, lo que son aproximadamente 300.000 partículas de microplásticos.

Otra fauna marina también se alimenta con residuos plásticos muriendo cientos de miles de individuos al año. Es el caso de las tortugas marinas, que confunden las bolsas de plástico con medusas y plásticos fragmentados por huevos de peces. Otro ejemplo es la cría del salmón cuando se desplaza hacia el mar desde los ríos una vez que está lo suficientemente maduro y allí consume entre dos y siete partículas por día de zooplancton contaminado.

El hecho de que los plásticos, en especial los microplásticos, se introduzcan en la cadena alimentaria global es muy peligroso no sólo por la naturaleza poco biodegradable del plástico que dificulta su eliminación del organismo, sino también porque algunos de sus aditivos son tóxicos, persistentes y bioacumulabes, como el disruptor endocrino bisfenol A, que contamina la sangre de más del 90% de la población. Por su pequeño tamaño, los microplásticos sirven además de soporte para determinadas partículas orgánicas y tóxicas como los pesticidas (DDT, PCB), generadores de grandes problemas para la salud humana.

¿ Qué puedes hacer tú para reducir el plástico en los océanos ?

En la siguiente entrada te hablaremos sobre algunas posibles soluciones ya propuestas y qué puedes hacer tú de manera particular para reducir tu generación de plástico.

Enlaces relacionados

How Big Is the “Great Pacific Garbage Patch”? Science vs. Myth 

Expedición Malaspina CSIC

Plastic Pollution in the World’s Oceans: More than 5 Trillion Plastic Pieces Weighing over 250,000 Tons Afloat at Sea

Plastic Debris in the World’s Oceans : United Nations Environment Programme

Ingestion of microplastics by zooplankton un the northeast pacific ocean

Plastic (Not) Fantastic: Food Containers Leach a Potentially Harmful Chemical

Otros artículos que te pueden interesar para ampliar información :

Plastic Accumulation in the Mediterranean Sea

Plastic debris in the open ocean

Algalita : Marine Research and Education Foundation

Project Kaisei : Capturing the Plastic Vortex

Greenpeace : The Trash Vortex

Association of Urinary Bisphenol A Concentration With Medical Disorders and Laboratory Abnormalities in Adults

Reportaje sobre la expedición Malaspina en El País

 

2 thoughts on “Basura en el océano : el problema del plástico

  1. Hola, os he conocido a través de un mensaje en el grupo de facebook. He estado mirando vuestro blog y me encanta. Muy bien documentado y explicado todo! Os deseao mucha suerte en el blog, yo tengo uno de temática similar y estoy segura de que, al igual que a mí, esta web os de muchas alegrías.

    Queda a la espera de la siguiente entrega!

    Isa

    1. Hola Isa ! Muchas gracias por tu comentario. He leído tu blog y me encanta, muy recomendable ! Es genial encontrar personas comprometidas con el medio ambiente que ayudan a divulgar un modelo de vida más sostenible. Estaremos atentos a tus publicaciones.

      Mucha suerte, estamos en contacto ! =)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *